Trucos para que tu bicicleta sea más rápida

Tu bici puede ser más rápida si realizas en ella una serie de modificaciones. Y no estamos hablando de cambio de componentes o montar piezas más ligeras o de alta gama, sino de aplicar pequeños detalles que marcan la diferencia y que aportan ganancias que influyen en el rendimiento y velocidad de tu bicicleta.

En este post te contamos algunos trucos que puedes aplicar, y para los que no necesitas invertir dinero.

1.Limpiar la bicicleta

Puede parecer un primer truco simple, pero muchos ciclistas aún no son conscientes de la importancia de rodar con una bicicleta siempre limpia. Una limpieza a fondo cada semana o tras cada salida y el posterior lubricado de sus engranajes y partes móviles garantizará un correcto funcionamiento de todos los componentes, mayor fluidez en el pedaleo, mejor frenada y un movimiento más suave.

2.Engrasar la cadena

Tras limpiar la bicicleta, quizás el componente que nunca debes olvidar engrasar sea la cadena. Una cadena engrasada con un aceite y cera de calidad repercute en una cadencia de pedaleo más fluida y cómoda. Algo que se traduce en una mejora del ritmo, la velocidad media y el ahorro de energía.

3. Lubricar los componentes móviles

Aunque su importancia no es tan crucial como la cadena, engrasar los engranajes o muelles de los pedales automáticos, así como puntos de giro del basculante de una doble de MTB, o las propias suspensiones, harán que se gane suavidad y mejor absorción de las irregularidades del terreno.
Un correcto engrasado aporta mejoras del comportamiento de estas piezas móviles que evitan la pérdida de velocidad por fricción.

4. Ajustar los cambios

Uno de los incidentes mecánicos que nos hacen perder nuestra cadencia de pedaleo son los tirones, o saltos de marchas, que se producen cuando la transmisión no está correctamente ajustada. Es un ajuste sencillo que apenas requiere perder unos minutos. Si no sabes hacerlo, trae tu bicicleta a Arcas y lo realizaremos de forma rápida y al detalle.
Cambiar marchas de forma rápida y fluida sin saltos, enganchones o similares permitirá completar rápidas aceleraciones, adaptaciones a los cambios de ritmo y, en definitiva, ganancias de velocidad.

5. Aumentar la presión de los neumáticos

Las cubiertas son el único componente de la bicicleta en contacto con el suelo y el que frena la bicicleta, además de los propios frenos. Si quieres ganar unos cuántos km/h más, sube ligeramente la presión de tus cubiertas. Perderás tracción y agarre, pero por contra ganarás fluidez pedaleando.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16108

GRATIS

Seguro con cobertura
en asistencia en viajes

o avería incluido los
pinchazo